menu
¡EL PUEBLO CONSCIENTE Y UNIDO JAMÁS SERÁ VENCIDO!
OPINIÓN
01/03/2017

¡EL PUEBLO CONSCIENTE Y UNIDO JAMÁS SERÁ VENCIDO!

por Nancy Julia Casquino Tinta

LAS MARCHAS Y PROTESTAS SOCIALES EN UNA SOCIEDAD DE CORRUPTOS

La sociedad multinacional peruana, presenció décadas de promesas y compromisos de sus gobernantes, de sus padres de la patria, que en cada triunfo de campañas electorales, con engaños y artilugios politiqueros, al punto de llegar a la susceptibilidad humana, con unos discursos al estilo de Demóstenes, cuando llegaron a asumir la noble confianza del pueblo, actuaban como Nerón como los malditos padrastros.

El pueblo no está loco, actúa frente a las promesas incumplidas, que se levanta y marcha, solo obedece a su carta magna, que a letras indica que el pueblo tiene derecho a la libertad de expresión y desobediencia frente a un gobierno usurpador y tirano, la libertad de expresión aun prima aunque limitado por las fuerzas del orden.

A veces al pueblo hasta sus leyes le joden, protestas cargados de muertos, y heridos donde el compromiso épico del Estado frente a la sociedad, es defender la vida y respetar la dignidad humana, pero en cuestiones de poder y en defender el poder son letras muertas, las leyes, contra ello el pueblo sale a las calles a protestar, auto motivándose, innovando sus arengas, cantando a todo pulmón, ¡el pueblo unido jamás será vencido! ¡Hay oro, hay plata, hay cobre y el pueblo sigue pobre!

El engaño y las corrupción hicieron que despierte, hicieron que desate sus cadenas, de largo tiempo que vivió bajo traición de sus gobiernos, la historia juzga y abre los ojos, desde la época republicana desde que asumió “su independencia en 1821” no hubo un gobierno honesto y justo, ni un gobierno que cumpliera sus promesas, solo hubo espacios de corrupción, no fue ajeno a ello nuestra historia cercana y somos testigos presenciales de nuestro precario escenario de corrupción desde la década de los 90, las privatizaciones, las licitaciones, los financiamientos a los partidos políticos de parte de narcotraficantes, o haciendo lobbies, con los candidatos presidenciales y al congreso, entendemos que es la razón por las cuales el pueblo decidió marchar en las calles, las que impulsaron fueron los desaciertos y sus actos negativos de sus autoridades.

Cusco marchó contra la ley de régimen laboral juvenil N° 30288, contra la privatización de los patrimonios culturales DL N° 1198, el pueblo consiente también se puso la camiseta el 16 de febrero de 2017 contra la mega corrupción de Odebrecth, contra el delincuente sentenciado a 25 años de prisión Fujimori, contra el prófugo de la justica Toledo, contra el hombre que delinquió y suplicó a la prescripción Alan García, contra el hombre que fue financiado por Lula, Humala, y contra el hombre que firmó los decretos para favorecer las licitaciones a Odebrecht PPK.

El destape de la corrupción del caso Odebrecht, solo es un pequeño historial de las prácticas corruptas de los gobiernos, y por ahora las redes sociales: facebook, whatsapp, twitter, une a las organizaciones y a los jóvenes que van por un país social digno y menos corrupto. Pero también estos espacios son aprovechados por los corruptos y politiqueros, que buscan sus escenarios, para ganarse un voto, ¡lo que no convencieron con la razón, pretenden hacerlo con actos esperpentos al estilo circense! Las luchas sociales nos han demostrado que el poder está en el pueblo, como lo reconoce la constitución del 93, pero el pueblo lo comprobó con la derogatoria de la ley pulpin y la derogatoria de la ley de privatización de patrimonios culturales. Ahora las organizaciones y el pueblo dicen ¡el pueblo consiente y unido jamás será vencido!.