menu
 LEGALICEMOS EL ABORTO EN EL PERÚ
OPINIÓN
09/01/2021

LEGALICEMOS EL ABORTO EN EL PERÚ

por Tula Lissbet Solano Huillca

Según la OMS entre 2015 y 2019 hubo en el mundo un promedio anual de 73,3 millones de abortos provocados. Así mismo, se tienen 39 abortos provocados por cada 1000 mujeres de entre 15 y 49 años de edad.

A nivel mundial se ha observado que los países donde el aborto es legal en general, la tasa anual fue de 11 abortos por cada 1000 mujeres de entre 15 y 49 años. La tasa de aborto en los países con leyes restringidas, fue más alta que la de los países, donde el aborto es ampliamente legal, y osciló de 32 abortos a 48 abortos por cada 1000 mujeres de entre 15 y 49 años.

Esta información nos plantea la importancia de abordar el tema de la legalización y despenalización del aborto en Latinoamérica, no obstante, recordemos que Argentina consiguió la legalización general del aborto, fue todo un proceso, después de un arduo trabajo de sus representantes y los ciudadanos argentinos.

Viendo los acontecimientos sobre la legalización del aborto en Argentina me surgió una interrogante, ¿porque no se puede dar el mismo hecho en el Perú?, sin embargo, recordé que vivimos en un país individualista, donde nuestros representantes poco les importa el asunto y que antes de hablar de temas sociales están pendientes de sus asuntos particulares. 

En consecuencia, no está de más revisar el artículo 116 del Código Penal; donde se considera ilegal toda forma de aborto, excepto aquella recomendada por un médico cuando la gestante está en riesgo de muerte. La norma, textualmente, lo prohíbe en casos de violación sexual o “de una inseminación artificial no consentida”, o si se confirma que el bebé nacerá muerto o con graves deficiencias físicas que no le permitan sobrevivir.

Por lo tanto, en el Perú, la penalización del aborto, no ha contribuido a solucionar este grave problema de nuestra realidad sanitaria y social. Es claro que la despenalización del aborto no garantiza que la mujer tenga acceso universal y de calidad al servicio médico durante la práctica del aborto, sin embargo, una política de aborto legal puede contribuir a reducir a largo plazo la incidencia de abortos clandestinos y la disminución de la mortalidad materna.

Si tuviera algún poder de decisión, legalizaría el derecho de las mujeres a ser dueñas de su propio destino sin tener que depender de instituciones, considero que es un derecho fundamental de las mujeres de decidir sobre el propio cuerpo, sobre todo en materia de gestación.

Para mayor información visita: 

https://doi.org/10.1016/S2214-109X(20)30315-6

https://www.thelancet.com/journals/langlo/article/PIIS2214-109X(20)30315-6/fulltext#tbl2

https://abortion-policies.srhr.org/