menu
ENTRE DEUDAS Y ENGAÑOS
OPINIÓN
14/12/2017

ENTRE DEUDAS Y ENGAÑOS

por Luisa María Gamio Gonzales

Después de todo el conflicto que generó la concesión de la obra de la Vía de Evitamiento a Odebrecht, resulta que ahora, aparte de tener un ex gobernador regional en la cárcel por aceptar una coima y dos más en investigación, les debemos más de 1000 millones de soles a organismos internacionales.

Tal parece que esta obra que se está cayendo a pedazos nos está saliendo más cara de lo previsto.

La deuda se contrajo entre el 2007 y 2016, con el fin de ejecutar más de 300 proyectos de inversión aprobados, pues se indica que por la caída del precio de los combustibles, a nivel internacional, los recursos asignados por canon disminuyeron en el país.

Y pensar que el 30% de esta deuda corresponde también a la obra del Hospital Antonio Lorena, otro elefante blanco que durante años solo ha causado molestias y dolores de cabeza, en lugar de empezar a cumplir la misión por la cual fue construido: Atender a la población.

Es un triste linaje de 3 gobiernos sumidos en la deuda que inició durante la gestión del expresidente regional, Hugo Gonzáles Sayán, se duplicó con  la gestión de Jorge Acurio Titto y continúa con el actual gobernador Edwin Licona Licona.

Pero ¿por qué hablar de esto? Porque gracias a una deuda de tal cantidad de dinero, sumado a los soles ya gastados y mal invertidos, teniendo en cuenta también los manejos por lo bajo gracias al cáncer que llamamos corrupción, las gestiones en ejecución de obras, que con mucho optimismo esperamos que salgan bien, serán afectadas, no realizadas y jamás concretadas.

Como ya es costumbre, el pueblo cusqueño se quedará esperando lo que soñó recibir, pero nunca obtendrá lo que merece por la incompetencia de sus gobernadores, cusqueños que deberían pensar primero en el bienestar de la ciudad antes que en su propio bolsillo.