menu
FEMINICIDIO VA EN AUMENTO
OPINIÓN
31/07/2018

FEMINICIDIO VA EN AUMENTO

por Betsayda Mamani Tecsy

El feminicidio es la muerte de las mujeres por su condición de tal, en contexto de violencia familiar, coacción, hostigamiento o acoso sexual; abuso de poder, confianza o de cualquier otra posición o relación que confiere autoridad a la persona agresora; y en cualquier forma de discriminación contra la mujer, independientemente de que exista o haya existido una relación conyugal o de convivencia con la persona agresora.

Además, es producto de la prevalencia de la violencia contra las mujeres; y éste es un problema complejo, pues se vincula directamente con las relaciones de dominación que han existido y existen en nuestra sociedad; por lo que no podremos enfrentar la violencia, sino se empieza por cambiar los imaginarios y roles de género que aún existen y orientan las acciones y reacciones de la población. 

Con frecuencia un nuevo caso de feminicidio indigna y estremece a los peruanos, dejando en evidencia el estado de abandono de las mujeres frente a la violencia machista. Y sin embargo, nada parece cambiar. 

Según los datos del Ministerio de la Mujer y Poblaciones Vulnerables, los casos de feminicidio se han incrementado significativamente respecto al mismo periodo del año anterior, entre los meses de enero a mayo de 2017 se registraron 44 casos de feminicidio y en el mismo periodo del año 2018 un total de 62 casos.

 El 40 % de los casos reportados este año, son muertes por estrangulamiento o asfixia. El 22%, el segundo índice más alto, señala que las víctimas fueron asesinadas a cuchillazos, el 8% con diversos golpes con las manos. 

El agresor, el 65% de las veces fue la pareja. La mayoría de estos crímenes ocurrieron en un entorno íntimo o familiar (74%). Y en el 44% de los casos, el atacante tenía entre los 18 y 29 años de edad.

Sin embargo, el 79 % de las víctimas no tomó ninguna acción y solo el 10 % hizo la denuncia correspondiente. El 55% de los agresores están detenidos sin sentencia, el 16% están prófugos de la justicia y lo más indignante es que el 13 % están libres.

Las regiones del Perú con alto índice de casos de feminicidio son: Lima Metropolitana, Arequipa, Junín, Ayacucho Puno y Cusco. En lo que va del año se registraron 10 casos de feminicidio en Cusco.

Los casos de violencia contra la mujer no cesan en el país y en Cusco, el panorama es similar en lo que va del año 2018, se registran cifras elevadas de feminicidios, violaciones sexuales y violencia familiar.

Según el Ministerio Público, entre mayo y junio de 2018, en Cusco se registró 10 feminicidios, el año pasado las víctimas en total fueron 36. 

Frente a esta realidad, el Estado ha adoptado una serie de medidas para fortalecer la respuesta del sistema de administración de justicia y la política pública relacionada con la violencia contra las mujeres. 

En 2015, el Congreso aprobó una ley para prevenir, sancionar y erradicar la violencia contra las mujeres, Ley Nº 30364, sin embargo, la situación no ha cambiado. Actualmente, existen propuestas para penalizar los casos de acoso, para que no ocurran ataques como el que sufrió Eyvi Ágreda. 

Sin embargo, estos avances normativos no serán suficientes si los sectores involucrados no garantizan que las políticas públicas frente a la violencia contra las mujeres sean implementadas de manera coordinada e interinstitucional y cuenten con presupuesto necesario para su implementación.

No podremos cambiar esta realidad camino al bicentenario,  si no se incluye como estrategia fundamental en la lucha contra la violencia hacia las mujeres, la prevención desde el ámbito educativo, a fin de transformar los prejuicios y estereotipos que naturalizan la violencia de género.