menu
SANTO PATRÓN SAN SEBASTIAN
OPINIÓN
30/01/2017

SANTO PATRÓN SAN SEBASTIAN

por Candy Elizabeth Florez Vasquez

Es 19 de enero, las primeras melodías de las comparsas anuncian que los festejos en honor al Patrón San Sebastian  ya comenzaron, con la participación de las 14 comparsas de danzas cusqueñas tradicionales, entre ellos: Qhapac Qolla, Saqra, Siqlla, Waka waka, etc; se abre paso a todos los festejos que se desarrollan durante dos días que dura la mencionada festividad. Tanto sebastianos como cusqueños se prepararon durante todo el año a fin de brindar un buen espectáculo a los concurrentes y deleitarlos con lo mejor de la música, bailes y comida típica de la región.

Sin embargo es bien sabida la presencia de representantes de otros sectores desde el Valle Sagrado de Los Incas hasta el Altiplano, quienes llegan acompañados de danzantes y viandas propias del lugar. Este hecho ha causado opiniones en contra y a favor,pues nuestro país es multicultural, por ello estamos acostumbrados a apreciar diversidad de expresiones culturales concentradas en un solo lugar.

Con el pasar del tiempo la presentación de danzas de origen altiplánico ha ido en aumento , esto ha causado cierta incomodidad en la población cusqueña ya que en muchas ocasiones la presentación de las mismas genera que se pierda el sentido tradicionalista de las festividades.

También se ha observado que con el transcurrir del tiempo no solo ésta festividad sino la mayoría de festejos patronales se han convertido en la excusa perfecta para muchos vendedores de bebidas alcohólicas puedan hacer su “agosto” haciendo que se desvirtué el sentido de fe y devoción que supone las celebraciones religiosas, dejando a su paso un sin numero de personas alcoholizadas regadas por las calles aledañas a las iglesias o lugares de concentración así como la basura y desorden generados por todos los asistentes.

En este contexto, la autoridad sebastiana ha tenido serias deficiencias de organización, esto se ve claramente reflejado en la falta de respeto a la autoridad por parte de todos los asistentes , desorden generado por los vendedores ambulantes que hacen de la plaza del distrito Sebastiano una feria dando lugar a que los delincuentes puedan aprovechar el caos y distracción de los asistentes.

Esperamos que para los siguientes años se pueda tener un trabajo coordinado que permita que la finalidad de estas fiestas se respete, que sea un punto de encuentro de cultura y respeto a la diversidad, donde tanto organizadores y asistentes disfruten de su estadía.