25 de junio 2019

Reporte Obligado

“TU CASA NO ES MI HOGAR” “TU CASA NO ES MI HOGAR”

“TU CASA NO ES MI HOGAR”

“TU CASA NO ES MI HOGAR” “TU CASA NO ES MI HOGAR”

“TU CASA NO ES MI HOGAR”

Perú es uno de los países más privilegiados en el planeta Tierra, hogar de una décima parte de la selva amazónica y de diversos ecosistemas. Sin embargo, sus especies son buscadas por los coleccionistas del Perú y de todo el mundo, en el que existe un creciente comercio de fauna silvestre, lo que forma una de las economías ilícitas más rentables del país, que empuja a la desaparición de ecosistemas y a las especies amenazadas que están en extinción.

Según el Ministerio del Ambiente (MINAM), el tráfico y comercio ilegal de flora y fauna silvestre están considerados como el tercer tipo de negocio ilícito más lucrativo del mundo, después del contrabando de armas y el narcotráfico; acto ilícito que ascendería a US$20 mil millones de dólares anuales, lo que equivale a aproximadamente el 5% del volumen del narcotráfico según la Interpol y en el que se involucran diversos actores de la sociedad, que comienza desde las comunidades cercanas a la fauna silvestre hasta el comprador final. Esta situación ha ido generando que los países establezcan leyes de protección y control, en la segunda mitad del siglo pasado.

Y el Perú no ha sido la excepción, creando la Ley N° 29763, Ley Forestal y de Fauna Silvestre, donde determina que comprar y vender fauna silvestre de origen ilegal es un delito, el cual puede ser sancionado con la cárcel y con el pago de multas que son superiores a S/. 40, 500.

Son 383 especies las más comercializadas ilegalmente según información del Servicio Nacional Forestal y de Fauna Silvestre (SERFOR) y un análisis de la Sociedad para la Conservación de la Vida Silvestre (WCS) según estos datos en el Perú las especies más cazadas para la venta ilegal son:

*En aves, los pihuichos de ala amarilla, botón de oro y una diversa variedad de loros, guacamayos y cacatúas.

*En anfibios figura la rana del Titicaca y otras especies usadas para jugos y extractos. En reptiles son las boas, iguanas, lagartos, tortugas como taricayas y motelos.

*Y en mamíferos son el mono ardilla, el mono araña, el mono titi y el mono machín negro principalmente.

Los cazan principalmente para colecciones particulares y zoológicos, para fines cosméticos y biomédicos, comercializándolos en tiendas de mascotas, industria de cuero, pieles y fibra provenientes del mercado ilegal; las pieles de felinos suelen ser encontradas en los mercados de Iquitos en donde se ofrecen entre S/400.00 a S/600.00 cada una, tratándose por lo general de un comercio nacional, trofeos de caza deportiva, de buena “suerte” o de buena fortuna. Aunque es difícil determinar zonas geográficas específicas donde se concentre la extracción de especímenes. Se presume que las zonas de extracción estarían asociadas a vías de acceso, áreas pobladas, así como a las áreas de distribución de las especies de interés.

En cuanto a las rutas usadas para el tráfico, se indica con claridad que el flujo ocurre desde pequeñas comunidades o zonas remotas en la región Andino-Amazónica del Perú hacia ciudades importantes. El departamento de Puerto Maldonado y Cusco, son territorios con geografía accidentada y una enorme diversidad de especies, debido a que comparten parte de los Andes y Amazonia del Perú que son piezas claves de una problemática compleja debido a la extracción de especies que luego son trasladadas a sus ciudades respectivamente y muchas de ellas viajan largas distancias hasta la costa peruana a través de la panamericana sur.

Las especies traficadas viajan grandes distancias desde su lugar de extracción hasta su destino final, sin importarles que estén en peligro de extinción o sufran en el camino, requiriendo para ello arreglos logísticos que involucran extractores, comerciantes, intermediarios, empresas de transporte aéreo, terrestre o fluvial, e incluso vía on-line.

Finalmente, los animales comercializados se aglutinan en ciudades consideradas importantes por contar con mercados de abasto con evidencia de venta de fauna silvestre, donde son comercializados para alimentar la demanda interna, o enviados al interior o exterior del país. Estas ciudades han sido consideradas como “de destino”. No se descarta que varias ciudades catalogadas como acopio puedan cumplir también la función de destino o viceversa.

La ciudad del Cusco por su parte es un importante centro de acopio y de tránsito de fauna viva de loros, guacamayos, osos de anteojos, anfibios, zorros y armadillos en la provincia de La Convención y otras zonas de la región. La gente que los busca y compra lo quieren a como dé lugar. Las causas son variadas, pero principalmente las quieren como compañía, por su belleza o para fines ornamentales, entre otros. Así lo señala el reciente documento del Servicio Nacional Forestal y de Fauna Silvestre (SERFOR) llamado “Estrategia Nacional para reducir el tráfico ilegal de fauna silvestre en el Perú”, que analizó este problema en un período de 15 años.


“TU CASA NO ES MI HOGAR” “TU CASA NO ES MI HOGAR” “TU CASA NO ES MI HOGAR” “TU CASA NO ES MI HOGAR” “TU CASA NO ES MI HOGAR” “TU CASA NO ES MI HOGAR”

Algunos de los testimonios recabados en las investigaciones son en Cusco:

*Un papagayo que fue intervenido en poder de una viajera que se trasladaba de Madre de Dios a la ciudad de Lima, transportándolo camuflado y sin los documentos que amparen su movilización. Esta persona, ha quedado detenida por disposición fiscal, por presunto delito de tráfico ilegal de fauna, para las investigaciones del caso.

*El hallazgo de una especie de mono ardilla (Saimirisp), que fue encontrado pululando en la Urb. Larapa, Distrito de San Sebastián.

*Una boa que pasaba de techo en techo en el centro histórico del Cusco.

Hechos que evidencian el tráfico de especies en la ciudad del Cusco y que la actividad esta en aumento, que llevan a la necesidad de denunciar y sensibilizar a la gente que lo practica.

El 18 de agosto del 2017 se realizó en Cusco, en coordinación con el (SERFOR) el taller “Rutas del Trafico de Fauna Silvestre en la Zona Sur del Perú”, el cual tenía el objetivo de recoger información geográfica en base al conocimiento de los asistentes sobre el tráfico ilegal de fauna silvestre en la zona sur; compilando la mejor información geográfica existente relacionada al control y tráfico de fauna silvestre en la zona sur.

Por otro lado, el Servicio Nacional Forestal de Fauna Silvestre (SERFOR) organismo técnico especializado adscrito al Ministerio de Agricultura y Riego (MINAGRI) y en su rol de Autoridad Nacional Forestal y de Fauna Silvestre, implementó la Estrategia Nacional para Reducir el Tráfico Ilegal de Fauna Silvestre del 2017 al 2027 en el Perú, y su Plan de Acción 2017 al 2022 junto a otras instituciones y organismos públicos y privados. Desde el SERFOR se ejecutan una serie de actividades y tareas que buscan reducir progresivamente el tráfico ilegal de fauna silvestre en todo el país.


“TU CASA NO ES MI HOGAR” “TU CASA NO ES MI HOGAR” “TU CASA NO ES MI HOGAR” “TU CASA NO ES MI HOGAR” “TU CASA NO ES MI HOGAR” “TU CASA NO ES MI HOGAR”