menu
ANTA: SIN AGUA POTABLE, ESCASO PERSONAL DE SALUD Y DEFICIENTE ADMINISTRACIÓN MUNICIPAL
REPORTE ESPECIAL
03/11/2020

ANTA: SIN AGUA POTABLE, ESCASO PERSONAL DE SALUD Y DEFICIENTE ADMINISTRACIÓN MUNICIPAL

Lourdes Cornejo Jihuallancapor Lourdes Cornejo Jihuallanca

Gran parte de la población de Anta no accede al servicio de agua potable de acuerdo al Instituto Nacional de Estadística e Informática (INEI), asimismo, la falta de personal de salud es alarmante, junto a la inadecuada administración municipal complican la situación actual de la provincia.

Preocupante situación del sector salud

Anta, provincia de la región Cusco, afronta la pandemia del nuevo coronavirus en condiciones preocupantes. No cuenta con infraestructura de salud adecuada, camas UCI, ni equipamiento para la atención de pacientes Covid-19, así lo indicó la gerente general, del Comité Local de Administración de Salud (Clas Anta) Dra.Evelin Acuña Gamarra, además manifestó: “No contamos con suficiente personal de salud, en lo que respecta a los recursos humanos siempre hemos tenido un punto de quiebre y más ahora con esta pandemia". Como consecuencia al 31 de octubre  se registran 50 fallecidos y 1868 casos positivos con el nuevo coronavirus, ocupando el quinto lugar de la región según la Dirección Regional de Salud (Diresa Cusco).

En ese contexto, hasta el momento sumaron esfuerzos la Municipalidad Provincial de Anta, la Parroquia Inmaculada Concepción, el Gobierno Regional de Cusco, la Diresa y la Red de Servicios de Salud Cusco Norte, con el objetivo de conseguir balones de oxígeno y atender a pacientes Covid- 19.

La situación se agrava porque de acuerdo a información del INEI casi la mitad de la población anteña (41.63%) no tiene acceso a agua potable, la municipalidad distribuye agua en cisternas una hora diaria, sin embargo, es insuficiente para poner en marcha medidas de prevención como el lavado de manos por 20 segundos para evitar el contagio con el SARS-CoV-2.

En las zonas rurales de la provincia de Anta la situación precaria de la población agudiza la lucha contra el Coronavirus, el 65.2% de los hogares no disponen de un sistema de desagüe y el 34.7% son pobres, siendo Chinchaypujio el distrito con el índice más alto según el informe del INEI de 2018.

Sub rubros de salud de Anta

Presupuesto de salud se usó para pagos a policías municipales, inspectores de tránsito, y compra de equipos para fumigación

Tras el anuncio del Estado de Emergencia, el gobierno central transfirió a la Municipalidad Provincial de Anta S/485.615. Además de la adquisición de productos de primera necesidad para la población más vulnerable, la mayor parte del presupuesto se destinó al rubro salud (90.37%), un menor porcentaje a orden público y seguridad (5.19%) y  (4.44%) a protección social.

De los S/252.712 destinados al rubro salud, se gastó S/180.988,7 en servicios diversos y equipo de uso agrícola y pesquero, combustible y carburante, papelería, útiles y materiales de oficina.

Al respecto, Reporte Obligado conversó con el gerente municipal, Rosendo Baca Palomino quien señaló que el sub-rubro servicios diversos corresponde a los pagos de los policías municipales e inspectores de tránsito, y equipo de uso agrícola y pesquero corresponde a la compra de equipos para fumigación para la desinfección de las calles y mercados para evitar la propagación del virus, de esta forma fue una de las primeras municipalidades en contar con un equipo de desinfección permanente.

Distribución de las canastas básicas familiares a cargo del alcalde Wilian Loiza Ramos

Irregularidades en la adquisición y envasado de canastas básicas familiares 

La comuna provincial dispuso S/200.000 para la adquisición de 2.500 canastas familiares con alimentos de primera necesidad para la población más vulnerable; la Contraloría General de la República (CGR) de acuerdo al informe de Hito de Control N°543-2020-CG/GRCU-SCC de 17 de abril, observó que la municipalidad realizó el giro del cheque antes de recibir los productos en su totalidad de la empresa Inversiones Daveliz EIRL.

Asimismo, la CGR en el mismo informe, observó que el municipio adquirió arroz de la marca la “Casserita” que contaba con los registros de salubridad respectivos, pero cuando los auditores acudieron al almacén encontraron envases de la marca “la Casserita” con doble “ss”, nombre que difiere al anterior en una letra, sin embargo, esta última marca no contaba con código de registro sanitario, fecha de vencimiento, ni lote de fabricación.

El gerente municipal refirió que hay una controversia en cuanto a la descripción del producto. El registro sanitario dice arroz Caserita y los sacos arroz casserita con dos ss, en el país no existe la “Caserita” con unas sino con las dos, por lo que el registro sanitario si corresponde a la marca”

En relación a la calidad y salubridad del arroz que observó la CGR, se realizó un muestreo del arroz al inicio, durante y después del reparto, al respecto Baca Palomino manifestó “Tenemos los papeles, esos muestreos que se hicieron por los laboratorios certifica que ese arroz era de calidad por lo que se entregó (el arroz) a los beneficiarios, el tema de los registros fue subsanado por la municipalidad”.

La CGR, constató también que el arroz y el azúcar fueron adquiridos en bolsas de 50 kilogramos, y que el personal de la municipalidad fraccionó el contenido en bolsas de 5 kilogramos, para colocarlo en la canasta básica familiar; sin tomar en cuenta que el envasado de los alimentos debe realizarse en locales que reúnan condiciones adecuadas de salubridad y por personas que tengan lineamientos y equipos de protección y prevención. 

“Lo adecuado hubiese sido comprar arroz, azúcar por 5 kilos embolsados, pero eso hubiese generado un costo adicional y la cantidad de canastas se hubiese reducido. Nosotros contamos con la capacidad de personal para realizar el trabajo, además nosotros hemos tomado en cuenta que se cuiden esos elementos. La Contraloría nos menciona que esto está mal en las observaciones y nosotros lo que hacemos es corregir” manifestó el relacionista público de la municipalidad, Cristian Arotaype Pillco.

Retraso en aprobación y registro del Plan de Vigilancia y Control de Covid-19

De acuerdo al informe de Visita de Control Nº 005-2020-OCI/0381-SVC de 25 de mayo, la CGR se observó que la Municipalidad Provincial de Anta no contaba con un Plan de Vigilancia, Prevención y Control del Covid-19 para trabajadores que realizan actividades en el municipio durante la pandemia, así los servidores podrían exponerse al contagio, por no contar con medidas de prevención adecuadas. 

Reporte Obligado consultó al gerente municipal sobre el particular y manifestó que: “desde el inicio de la pandemia, el marco legal establece que debían trabajar con un personal mínimo para garantizar los servicios básicos, como son mercados, servicios de agua... posteriormente hemos trabajado los protocolos y tomado las medidas pertinentes”.

El 4 de junio se publicó el Decreto Supremo N°101-2020-PCM para la fase 2 de la reanudación de las actividades económicas, este dispone los lineamientos para la vigilancia de salud de los trabajadores en riesgo; al respecto el gerente municipal declaró: “a inicios de la pandemia la entidad tomó la precaución para evitar el contagio del personal que labora... la municipalidad responsablemente presentó su plan para la vigilancia y control de Covid-19 y lo registró en el sistema integrado para el Covid-19 (Siscovid)”. Asimismo, se comprometió a enviar el documento registrado, pero, hasta el cierre de esta edición no recibimos ningún archivo al WhatsApp.

Trabajadores de la Municipalidad Provincial de Anta realizando trabajos de limpieza y mantenimiento de la Plaza cívica de Anta.

Personal asistencial de salud es el más vulnerable

Lenith (60 años), trabaja como guardia de seguridad y es la encargada de hacer la limpieza del Centro de Salud del distrito de Pucyura, se infectó de Covid-19 en su centro de labores.

Ella asistía a su trabajo con normalidad, al enterarse que una de sus colegas contrajo el virus, quiso hacerse la prueba de descarte, pero las pruebas rápidas se agotaron porque solamente estaban destinadas a trabajadores de salud (enfermeras). Sin enterarse que tenía el virus, después de salir de su trabajo volvió a su casa y contagió a su esposo e hijos, posteriormente Lenith hizo el reclamo y accedieron a su petición para hacerle la prueba, la misma que salió negativa.

Pasaron los días y presentó síntomas como fiebre, tos y flema, es ahí cuando la encargada del laboratorio del Centro de Salud le recetó paracetamol e ibuprofeno por 7 días. Después, ella no quiso hacerse la segunda prueba por temor a que la gente ya no acuda al Centro de Salud. La mayoría de sus compañeros de trabajo se contagiaron y el establecimiento se mantuvo cerrado por precaución. 

En estas difíciles condiciones, la población de Anta afronta la pandemia, preocupa el incremento de más casos positivos y la posibilidad de una segunda ola de infecciones a nivel nacional.

Viviendas sin agua potable
El Mercado Central de Anta cumple con los protocolos de bioseguridad. Entrega de balones de oxígeno por la parroquia Inmaculada Concepción Trabajadores municipales realizando limpieza y descolmatación del río Mantenimiento de las pista y veredas en la plaza cívica de Anta Usuarios del Banco de la nación realizando su respectiva cola tomando el distanciamiento establecido

 Fotografías:
1: Alcalde Wilian Loiza Ramos entrega la canasta Básica Familiar
Fuente:  Facebook Municipalidad Provincial de Anta  de Gestión 2019-2022
2:  Trabajadores de la Municipalidad Provincial de Anta realizan trabajos de limpieza y mantenimiento de la Plaza cívica de Anta.
Fuente: Reporte Obligado
3: Mercado Central de Anta cumple con los protocolos de bioseguridad
Fuente: Reporte Obligado
4: Entrega de balones de oxígeno por la parroquia Inmaculada Concepción
Fuente: Facebook Radio Difusora Andina 89.7FM Anta
Fuente: Reporte Obligado 
5: Trabajadores municipales realizando limpieza y descontaminación del río
6:  Mantenimiento de las pista y veredas en la plaza cívica de Anta
7:  Usuarios del Banco de la nación realizando su respectiva cola tomando el distanciamiento establecido.       Fuente: Reporte Obligado.

 

Equipo de investigación periodística:

Dirección y asesoría docente:

Yhobany Y. Venegas Linguithy.

Asesoría y corrección periodística:

Clarys Carmen Cárdenas Torres.

Coordinación: 

Lourdes Cornejo Jihuallanca.

Reporteo, contenidos y 

diseño de gráficos:

Wendy Liz Aedo Yucra.

Vianka Pamela Muñoz Mamani.

Marizol Huamán Quispe.

Lucero Esthefany Lima Paucar.

Keralia  Quiñones Taipe.

Gráficos y ayudas visuales:

Daniel Delgado Núñez.

Estenio Amador Vilca Gallo.

Diagramación:

Aldo Fernandini Villafuerte.

Fausto Ccoscco Alfaro.