17 de diciembre 2017

Reporte Obligado

EL MITO DE LOS GENTILES \\\"SOQAS\\\" EN PITUMARCA

Era un tiempo en que no existía el sol, y moraban en la tierra hombres cuyo poder era capaz de hacer marchar a voluntad las rocas o convertir las montañas en llanuras, con el solo disparo de sus hondas. La luna irradiaba en la penumbra, iluminando pobremente las actividades de aquellos seres conocidos como los “machus”.

A veces se piensa que nuestros abuelos, nuestros ancestros o los gentiles vivían en un estado primitivo, en ese tiempo existía algo más importante que llamarse civilizado, existía la solidaridad, fraternidad, paz, justicia, lo que hoy se ha perdido en nuestra sociedad.

Se dice que los gentiles vivían muy tranquilos, trabajando sus campos de cultivo con metales preciosos que utilizaban para la fabricación de sus utensilios domésticos, no le daban importancia a las riquezas que ellos poseían, cuenta la historia que ellos trabajaban de noche al amparo de los rayos de la luna.
Cierta vez se enteraron que el sol iba a salir creyendo que sus rayos les quemaría cuando el terror por este suceso que optaron por hacer hoyos en el suelo y enterrarse para protegerse de las quemaduras del sol, pensando salir de sus escondites cuando el fenómeno pase: se escondieron con su familia y todos sus utensilios, vestidos, las madres con sus hijos atados para que no se soltaran y no padezcan cuando saliera el sol, se cobijaron en posición de cuclillas, nunca pensaron que morirían bajo la tierra. Todos murieron. Es por eso que podemos ver en la actualidad los restos humanos bajo tierra en esa posición la misma historia sucedió en el distrito de Pitumarca provincia de Canchis en el departamento del Cusco.