18 de abril 2019

Reporte Obligado

EL MUNDO DE MÁXIMO EL MUNDO DE MÁXIMO

EL MUNDO DE MÁXIMO

Máximo es un niño de 11 años, delgado, muy travieso y juguetón. Cada mañana se levanta muy temprano para ir a su colegio, toma el primer carro porque le gusta llegar temprano para poder jugar con sus amigos.

Una mañana como de costumbre se alisto rápido para ir a su colegio y ese día la maestra les comunicó que ellos saldrían a las calles para hacer respetar sus derechos y por ello no habría clases. Ese día para Máximo fue su mejor día, pues pensaba que podría tener unas vacaciones largas y así fue, él podía jugar con sus amigos, ir al internet a jugar dota, etc. Pero lo que no sabía era que mientras él jugaba sus profesores luchaban por sus derechos.


EL MUNDO DE MÁXIMO EL MUNDO DE MÁXIMO EL MUNDO DE MÁXIMO EL MUNDO DE MÁXIMO

Cada tarde Máximo se ponía a ver su serie favorita, hasta que intencionalmente cambio de canal y vio a su maestra dando una entrevista, ella estaba demasiado agotada, con algunas heridas y exigía el incremento salarial para todos los maestros. Al ver eso quedó atónito, pues en su mundo solo había juegos y más juegos, no entendía que estaba pasando a su alrededor. Ya en la tarde, cuando se reunió con sus amigos para ir al internet a jugar dota, se le vino a la mente la imagen de su maestra y empezó a buscar información y encontró una nota periodística que decía; Muchos maestros calificaron como una provocación el incremento de 200 soles y aseguraron que de todas maneras, el 17 de setiembre, reiniciarán la huelga suspendida en agosto del 2018. 


EL MUNDO DE MÁXIMO EL MUNDO DE MÁXIMO EL MUNDO DE MÁXIMO EL MUNDO DE MÁXIMO

Recientemente, el ministro de Educación, Daniel Alfaro, aseveró que el primer aumento salarial de S/ 100 está programado para marzo y el segundo del mismo monto para diciembre, para así llegar al piso salarial de S/ 2200 en el 2019.

En tanto, el prefecto del Cusco, Edwin Espinoza, instó al dirigente del Sutep Cusco a dejar de lado los discursos antagónicos, continuar con el diálogo y desistir de la huelga que solo perjudicará a los alumnos…

Al leer esto Máximo, no sabía si estar feliz por que continuaría sus vacaciones o ponerse a llorar al ver a su maestra en esas condiciones.

No obstante, ese mismo día él se armó de valor y le dijo a sus padres “ayudemos a mis profesores en su lucha, ellos no pueden estar solos, están reclamando algo justo” y cuando decía cada palabra, rodaba por sus mejillas lágrimas, sus padres al ver esa escena decidieron unirse a la marcha, pues no querían ver a su hijo llorando, pero antes la mamá del niño organizo a sus vecinos para que también se unieran y ayudaran a los maestros.

Fuente: Diario el Comercio


EL MUNDO DE MÁXIMO EL MUNDO DE MÁXIMO