18 de febrero 2019

Reporte Obligado

ENTRE FRUNAS Y CUADERNOS ENTRE FRUNAS Y CUADERNOS

ENTRE FRUNAS Y CUADERNOS

“Para algunos niños el trabajo no es una alternativa, es una obligación robada de los grandes para alcanzar sus sueños”.

Paulino, apenas tiene 8 años, es un pequeño que juega a ser grande, siempre está sentado vendiendo sus frunas y habas tostadas al frente del Hospital Regional y por las noches se dirige a la entrada del Real Plaza para ganar algunas monedas más. Supongo que lo vieron alguna vez y no le prestaron importancia, será porque la sociedad perdió la capacidad de indignarse al ver a pequeños trabajando en las calles.

Él es un niño muy curioso pero a veces tiene la mirada perdida, utiliza un costal blanco como asiento, la cual hace de abrigo caída la noche, y su única distracción es ver a la gente pasar. Hace 1 año que empezó a trabajar en las calles a diferencia de los demás casos, él salió porque uno de sus amigos lo animo y ya tenía experiencia en la labor callejera.

A su corta edad, Paulino, era consciente de que en su familia las cosas no iban muy bien, que el dinero era el principal problema, aun así no dejo la escuela pero trabajar y estudiar es un gran reto que afronta no solo, Paulino, sino todos los niños que salen a las calles en busca de una monedas con la finalidad de apoyar a sus padres.

Sentir hambre o frío no es necesariamente su principal problema, faltar a clases o sentir el desprecio de la gente a veces hace que su trabajo sea más complicado, pero paulino es un niño optimista porque como todo niño tiene muchos sueños y es consiente que para lograr sus sueños debe trabajar duro desde ahora.

Ver a un niño trabajar es una realidad que se repite con más frecuencia, son millones los que suman este triste porcentaje ya sea por su precaria situación económica. Muchos lo hacen a la fuerza, porque padres o parientes los obligan o porque a su corta edad, se han convertido en el único sustento de su familia; historias como estas se repiten en todas partes del mundo, empezar por enterarnos es una buena forma de emprender el cambio.


ENTRE FRUNAS Y CUADERNOS ENTRE FRUNAS Y CUADERNOS