18 de febrero 2019

Reporte Obligado

HELADAS Y FRIAJE EN NUESTRO PAÍS HELADAS Y FRIAJE EN NUESTRO PAÍS

HELADAS Y FRIAJE EN NUESTRO PAÍS

HELADAS Y FRIAJE EN NUESTRO PAÍS HELADAS Y FRIAJE EN NUESTRO PAÍS

Son las 6 de la mañana en la comunidad de Patacancha (Ollantaytambo), Carlos un niño de la zona se levanta muy temprano todos los días para pastear a las ovejas antes de ir al colegio, el frio de la zona ha hecho que los pies de Carlos estén reventados y sangrando, sus manos prácticamente están destrozadas debido al friaje que azota la zona en la noche y la mañana.

Así como en Patacancha, según el Ministerio de Desarrollo e Inclusión Social

(MIDIS), existen 232 distritos a nivel nacional que tienen el mismo problema (friaje y helada) y por ende su población es vulnerable a problemas de piel, respiratorios, reumáticos, que a futuro llegan a la mortalidad de niños y ancianos en su mayoría.

Según el Ministerio de Salud (MINSA), a la fecha, han fallecido por neumonía 604 personas en el país, a causa de las bajas temperaturas. De estas muertes, 410 corresponden a adultos mayores y 72 a niños menores de cinco años.

En los últimos años debido al calentamiento global, el tiempo climático ha ido variando, siendo los ciudadanos de bajos recursos y los que viven en poblaciones alejadas de las grandes urbes son los más afectados. Según Defensa Civil, de las 604 personas fallecidas por neumonía, 500 eran personas de zona rural (campo) que no tuvieron acceso a un centro de salud, el 10% restante fueron personas que no tenían los recursos económicos para comprar abrigos y medicamentos que puedan contrarrestar el mal.

Así mismo, cabe indicar que este problema se registra cada año, sin una solución bien elaborada por nuestras autoridades, quienes eventualmente cuando la noticia del friaje ya se ha mediatizado recién actúan. En nuestro país las políticas y estrategias para contrarrestar este fenómeno no están bien establecidas ni reglamentadas, no hay un proyecto que se active en estas épocas, y eso se puede comprobar con las muertes de niños y ancianos que mencionamos párrafos arriba. 

Para poder contrarrestar esta problemática, el Estado y las ONG’s deberían plantear proyectos de envergadura que puedan dar una mejor calidad de vida a los pobladores de comunidades alejadas que sufren con el friaje, como también capacitación y seguimiento de los lugares más vulnerables.

Nuestra sociedad ya no debe permitir que más personas como Carlos caminen en la intemperie, con los pies sangrando, ni que un hermano del campo muera de frio, es tarea de todos poder gritar a los cuatro vientos que nuestros gobernadores hagan proyectos por el bien de nuestros prójimos.

Fuente: Diario el Comercio 


HELADAS Y FRIAJE EN NUESTRO PAÍS HELADAS Y FRIAJE EN NUESTRO PAÍS