25 de agosto 2019

Reporte Obligado

VENTA DE BEBÉS, UN DELITO QUE MERECE CARCEL VENTA DE BEBÉS, UN DELITO QUE MERECE CARCEL

VENTA DE BEBÉS, UN DELITO QUE MERECE CARCEL

VENTA DE BEBÉS, UN DELITO QUE MERECE CARCEL

La trata de menores es un problema social que cada vez se agudiza en el Perú, se presenta a nivel rural y urbano siendo el tercer gran delito que se produce en el país, después del narcotráfico y el tráfico de armas.

La trata de personas constituye un fenómeno criminal que afecta gravemente la vida de personas vulnerables en el Cusco, en especial de muchos menores de edad que llegan a constituir el 65.1% de las víctimas en la región.

El incremento de la demanda de adopciones, cuyo trámite regular toma demasiado tiempo, ha contribuido a impulsar el tráfico ilegal de bebés, niños y niñas pequeños, muchas veces la red de tratantes buscan a adolescentes embarazadas para convencerlas de que vendan al recién nacido.

Otro factor, es que los tratantes no tienen escrúpulos debido a que se valen de mil artimañas para engañar a sus víctimas. Una de las mentiras más comunes es decir que los padres interesados en adoptar niños no pueden tener hijos.

Es Increíble ver la compra y venta de seres humanos, una escalofriante realidad que ha crecido últimamente bajo las sombras de la impunidad en nuestro país, teniendo sus orígenes en la pobreza, bajos niveles de educación, carencia de vivienda, consumo de drogas y el embarazo adolescente debido a que no tienen apoyo, y se ven obligadas, a dar en venta a un hijo.

También, se origina con la sustracción de bebes, sea de su casa, de los brazos de su madre o del hospital o clínica, con el fin de darlo en venta a un matrimonio que no puede tener hijos. No obstante, si el menor cuenta ya con varios años, puede también ser para inducirlo a la prostitución.

Uno de los casos más recientes que causo conmoción en Cusco, es la compra- venta de una recién nacida por la suma de 800 soles, la policía informó que se están investigado a dos enfermeras identificadas como Norma Fátima Hermoza Galindo, de 67 años, que permanece como no habida y Nelly Cirila Gamarra Espinoza, de 56, quien se encuentra bajo comparecencia restringida.

Según declaraciones de la madre, cuando aún estaba embarazada fue hacerse un control al Centro de Salud de Ttio, donde fue atendida por la enfermera Nelly Gamarra, a quien le mencionó que no contaba con el dinero suficiente para solventar la llegada de su nueva hija y que quería darla en adopción.

Luego de esto la gestante recibió una llamada de la enfermera 'Norma', a quien le ofreció entregar a su bebé a cambio de hacerse cargo de todos los gastos del alumbramiento, dando a luz así en la Clínica Mac Salud, para un día después entregar a su recién nacido a la enfermera Norma.

Tras la confesión de la mujer y las investigaciones policiales, la Fiscalía Especializada en Trata de Personas en Cusco, a cargo del Dr. Paulo Rivera, logró contactarse con los supuestos compradores del bebé, pactando para encontrarse en inmediaciones de la urbanización La Florida, donde finalmente la recién nacida fue encontrada abandonada en una banqueta.

Momentos después la Policía intervino a la enfermera Nelly Gamarra quien no brindó ningún tipo de declaración y finalmente intervinieron la vivienda de Norma Hermoza, en cuyo domicilio se encontraron boletas de pago por la atención de la madre en la clínica Mac salud.

Debido a esto muchas personas repudiaron esta acción que realizó la madre y las dos enfermeras pidiendo así todo el peso de la ley contra ellas. El castigo que deberían recibir estas mujeres es una pena privativa de libertad no menor de 8 ni mayor de 15 años según el artículo 153 de la “Ley contra la trata de personas y el tráfico ilícito de migrantes”

Por otra parte está la normativa internacional “Convención sobre los Derechos del Niño 1989” en el Artículo 34 ° y 35 ° instruyen a los gobiernos a tomar todas las medidas necesarias para protegerlos de cualquier forma de explotación o abuso sexual y para prevenir el rapto, la venta o la trata, independientemente de la forma en la que se presente o del fin que persiga.

Las autoridades del Cusco deben brindar una protección a los menores de edad para evitar que sean víctimas de la trata de personas, ya sea implementando programas dedicados a combatir cualquier tipo de explotación infantil y aplicar las leyes existentes que castigan con penas privativas de la libertad a aquellos que cometen delitos contra niños, niñas y adolescentes.


https://www.oimperu.org/docs/prevetrata.pdf

https://diariocorreo.pe/edicion/cusco/investigan-venta-de-recien-nacido-800-soles-en-cusco-789680/


VENTA DE BEBÉS, UN DELITO QUE MERECE CARCEL VENTA DE BEBÉS, UN DELITO QUE MERECE CARCEL VENTA DE BEBÉS, UN DELITO QUE MERECE CARCEL